Una de las consecuencias más visibles hoy día de la implantación de la Colonia Agrícola de San Pedro Alcántara es la presencia de eucaliptus, En medio de las urbanizaciones actuales entre el Guadalmansa y el Guadalmina sorprende la aparición de bosquetes de esta especie alóctona, siendo uno de los más extensos el de la antigua finca Pernet. Como explica José Gómez Zotano: el eucalipto, fue introducido masivamente en torno a la playa y río Guadalmansa, así como en Matas Verdes. En esta última zona se diversificó la masa preexistente con pinos. La gran capacidad del eucalipto para absorber agua del suelo, así como la acción antiséptica de los aceites esenciales que contienen sus hojas, hicieron que se utilizaran para desecar y sanear las numerosas zonas pantanosas que rodeaban a la Colonia, en donde según Maíz Viñals, todavía en la primera mitad del siglo XX se formaban charcas que favorecían la proliferación de los mosquitos propagadores de la fiebre amarilla o paludismo, estas zonas pantanosas se encontraban fundamentalmente en la desembocadura del río Guadalmansa. Esta razón, unida a la idoneidad del eucalipto como cortavientos para la protección de los cultivos, no fueron las únicas que propulsaron su plantación; su rápido crecimiento fue la baza perfecta para que esta especie foránea ocupara grandes plantaciones en secano a fin de abastecer de combustible a la central hidroeléctrica de El Salto del Agua, suministradora de electricidad de la Colonia entre otros menesteres. Todo ello hizo que el eucalipto experimentara una fuerte expansión en la zona. De entre todas las masas de eucalipto existentes en la Colonia destacaba el conocido como Bosque de Pernet, en torno al arroyo de Matas Verdes, una extensa plantación que aún es recordada por los habitantes más antiguos del lugar.

Buena parte de las plantaciones de eucaliptos realizadas por la Colonia permanecen en la actualidad en la zona, donde han llegado a alcanzar un alto grado de naturalidad (Punta del Saladillo, Matas Verdes, etc.).


Fuente: GOMEZ ZOTANO, José; ROMAN REQUENA, Felipe; VIZOSO PAZ, María Teresa: NAVARRO LUENGO, Ildefonso. Dunas litorales y fondos marinos del Saladillo-Matas Verdes. Asociación Grupo de Trabajo Valle del Genal, 2009. 285 pp).

(Fotografía: Javier Porras, 12/04/2014) ( Derecho de copia )

Puntúa esta fotografía »

Galería Multimedia

El bosque de Pernet

Una de las consecuencias más visibles hoy día de la implantación de la Colonia Agrícola de San Pedro Alcántara es la presencia de eucaliptus, En medio de las urbanizaciones actuales entre el Guadalmansa y el Guadalmina sorprende la aparición de bosq Seguir leyendo...

Rutas

SIERRA BERMEJA

Puerto de las Viñas - Monte del Duque

Imagen: Puerto de las Viñas - Monte del Duque

La salida ofrece una salida alternativa a la dura subida al Puerto de Las Viñas, 1,8km al 11% de pendiente media de desnivel, en la Sierra Crestellina, pasando por la Vereda de Gaucín a Casares, en el Monte del Duque.

La salida ofrece una salida alternativa a la dura subida al Puerto de Las Viñas, 1,8km al 11% de pendiente media de desnivel, en la Sierra Crestellina, pasando por la Vereda de Gaucín a Casares, en el Monte del Duque.

FICHA TECNICA

Origen - Destino:
Estepona - Camino de Los Polvitos - Los Pedregales - Acedías - Casares - Puerto de las Viñas - Monte del Duque - Celima - Acedías - Los Pedregales - Camino de Los Polvitos - Estepona

Dificultad técnica:
Media
Dificultad física:
Media
Tiempo estimado:
3:45
Distancia:
45,71 km.
Puntuación:
  • Valoración: 3,2/5
3,2 / 5 ( 191 Votos ) ( 0 comentarios )

Y también..

Artículos

!Soy de Casares, señores! (Niño de la Rosa Fina)

Benito Trujillano Mena
<i>!Soy de Casares, señores!</i> (Niño de la Rosa Fina)
La historia de Casares, pueblo eminentemente de pervivencia agraria y con una orografía que ha contribuido irremediablemente a su secular aislamiento, puede trazarse a través del flamenco y, más concretamente, con la semblanza de D. Francisco Doncel Quirós, Niño de la Rosa Fina, cantaor flamenco nacido en Casares en 1896 y testigo del devenir del siglo XX casareño. Desde la filoxera a la Guerra de Cuba, desde Blas Infante a la Guerra del Rif, desde la desbandá hasta el fandango casareño, el autor plantea una interesante conexión entre todas estas circunstancias que han marcado el carácter de los habitantes de Casares.

(Benito Trujillano Mena, 18/03/2014)

La historia de Casares, pueblo eminentemente de pervivencia agraria y con una orografía que ha contribuido irremediablemente a su secular aislamiento, puede trazarse a través del flamenco y, más concretamente, con la semblanza de D. Francisco Doncel Quirós, Niño de la Rosa Fina, cantaor flamenco nacido en Casares en 1896 y testigo del devenir del siglo XX casareño. Desde la filoxera a la Guerra de Cuba, desde Blas Infante a la Guerra del Rif, desde la desbandá hasta el fandango casareño, el autor plantea una interesante conexión entre todas estas circunstancias que han marcado el carácter de los habitantes de Casares.

Actividades y Noticias:

Ultimas noticias »

15/04/2014

Fenicios e indígenas en el extremo de la costa occidental malagueña

Imagen: Fenicios e indígenas en el extremo de la costa occidental malagueña

Conferencia a cargo del arqueólogo José Suárez Padilla

Conferencia a cargo del arqueólogo José Suárez Padilla

21/03/2014

La prehistoria en la provincia de Málaga a través del legado Temboury. 1920-1960

Imagen: La prehistoria en la provincia de Málaga a través del legado Temboury. 1920-1960

Museo Arqueológico de Estepona

Museo Arqueológico de Estepona

iluana foto.iluana.com