Aguas arriba, Lomo Redondo es un asentamiento que domina las cuencas de Arroyo Enmedio y Arroyo Vaquero, con una cronología que arranca, previsiblemente, desde momentos del II milenio a.C. (Edad del Bronce), y que con seguridad está poblado a finales de dicho periodo, sobre el siglo IX a.C. En estas últimas fechas, los navegantes fenicios están ya realizando navegaciones por la región en dirección al Atlántico (que acabarán consolidando mediante la creación de asentamientos estables como Huelva y pocos años después la Rebanadilla, en plena Bahía de Málaga, junto a la desembocadura del importante río Guadalhorce). Están interesados especialmente en las riquezas mineras del Sur de la Península Ibérica y el control de las rutas del estaño. Lomo Redondo sería coetáneo al poblado de Villa Vieja, localizado en plena Sierra de la Utrera (Casares) donde ha aparecido un hacha de bronce de tipología fenicia y unos colgantes elaborados en cornalina, una piedra semipreciosa que procede del Próximo Oriente.

Las poblaciones locales mantienen su "cultura material", y a partir del siglo VIII a.C. los contactos con los fenicios son más frecuentes, y surgen asentamientos como Los Castillejos de Alcorrín en Manilva. Durante esa centuria, se observa la continuidad de la forma de vida de tradición local en los asentamientos autóctonos. Las cerámicas elaboradas a mano son dominantes, contando con grandes vasos de almacenamiento, ollas para preparar los alimentos y cuencos para consumirlos. Aunque se conoce la metalurgia del bronce, la mayoría de las herramientas de uso cotidiano se siguen elaborando en piedra, tanto pulimentada como tallada. Los materiales fenicios que llegan a estas poblaciones son aún escasos, básicamente contenedores cerámicos como ánforas, jarras, copas y frascos de perfumes. Estos últimos se relaciona especialmente con el consumo del vino y el uso de productos exclusivos destinados a las élites locales.

Es precisamente durante este siglo cuando aparecen materiales fenicios en la desembocadura de Arroyo Vaquero. No se conoce aún que tipo de asentamiento pudo existir en este lugar, pero debió de estar relacionada con las buenas posibilidades portuarias del lugar, y en el incremento del interés de los sitios fenicios cercanos (que se encuentran en plena expansión en esos momentos) por los productos de la región.

Respecto a las características portuarias del sitio, las primeras referencias escritas aparecen en distintos portulanos italianos del siglo XIII, donde en la descripción de las costas del reino de Granada figuran, entre otras, las denominaciones del entorno como Terra del Vaquere, Terra di Vachis, Terra di Vacher o Ture de Vacar. El historiador Gozalbes Cravioto sostiene que en la ensenada de Arroyo Vaquero existió en esa época el embarcadero más importante entre Estepona y Gibraltar, en la que quizás hubiera una torre a la que se refieren los topónimos que aparecen en las cartas náuticas y portulanos como, entre otros, Tordevacar, Toredeuaca, Tora de Uares, Tore de Vacar, o Torre del Vaquiero. Esta torre pudo ser la que se elevaba en el cerro de Torrequebrada, en la margen derecha de Arroyo Vaquero, ya que era perfectamente visible por los navegantes.

Comentario: José Suárez Padilla. Arqueólogo.

(Fotografía: José María Navarro, 11/11/2012) ( Derecho de copia )

Puntúa esta fotografía »

Galería Multimedia

Desembocadura de Arroyo Vaquero (Estepona)

Aguas arriba, Lomo Redondo es un asentamiento que domina las cuencas de Arroyo Enmedio y Arroyo Vaquero, con una cronología que arranca, previsiblemente, desde momentos del II milenio a.C. (Edad del Bronce), y que con seguridad está poblado a finales Seguir leyendo...

Rutas

LA COSTA

Estepona - Marbella - Estepona

Imagen: Estepona - Marbella - Estepona

Puede parecer imposible circular en bicicleta, en gran parte por tierra, a través de algunas de las zonas más urbanizadas de la Costa del Sol. Sin embargo, en esta ruta se propone un recorrido que evita siempre la autovía combinando el paso por carriles, urbanizaciones y paseos marítimos. La ruta permite apreciar los contrastes marcados por la historia reciente de la comarca: campos de golf junto a una mínima agricultura tradicional superviviente y los vestigios del intento de explotación moderna que fue la colonia agrícola de San Pedro, paseos marítimos y torres de una urbanización descontrolada junto a las torres almenaras de una antigua costa desierta. Aunque sea una ruta larga, el desnivel a salvar es sólo de unos 400 m. lo que permite un paseo agradable junto a playas y pasado, mezclados de forma agresiva y cada vez menos diferenciada.

Puede parecer imposible circular en bicicleta, en gran parte por tierra, a través de algunas de las zonas más urbanizadas de la Costa del Sol. Sin embargo, en esta ruta se propone un recorrido que evita siempre la autovía combinando el paso por carriles, urbanizaciones y paseos marítimos. La ruta permite apreciar los contrastes marcados por la historia reciente de la comarca: campos de golf junto a una mínima agricultura tradicional superviviente y los vestigios del intento de explotación moderna que fue la colonia agrícola de San Pedro, paseos marítimos y torres de una urbanización descontrolada junto a las torres almenaras de una antigua costa desierta. Aunque sea una ruta larga, el desnivel a salvar es sólo de unos 400 m. lo que permite un paseo agradable junto a playas y pasado, mezclados de forma agresiva y cada vez menos diferenciada.

FICHA TECNICA

Origen - Destino:
Estepona - Llanos del Velerín - Rio Guadalmansa - Cancelada - Río Guadalmina - San Pedro - Río Verde - Marbella - vuelta

Dificultad técnica:
Baja
Dificultad física:
Media
Tiempo estimado:
5:00
Distancia:
69,04 km.
Puntuación:
  • Valoración: 3,1/5
3,1 / 5 ( 214 Votos ) ( 1 comentarios )

Y también..

Artículos

!Soy de Casares, señores! (Niño de la Rosa Fina)

Benito Trujillano Mena
<i>!Soy de Casares, señores!</i> (Niño de la Rosa Fina)
La historia de Casares, pueblo eminentemente de pervivencia agraria y con una orografía que ha contribuido irremediablemente a su secular aislamiento, puede trazarse a través del flamenco y, más concretamente, con la semblanza de D. Francisco Doncel Quirós, Niño de la Rosa Fina, cantaor flamenco nacido en Casares en 1896 y testigo del devenir del siglo XX casareño. Desde la filoxera a la Guerra de Cuba, desde Blas Infante a la Guerra del Rif, desde la desbandá hasta el fandango casareño, el autor plantea una interesante conexión entre todas estas circunstancias que han marcado el carácter de los habitantes de Casares.

(Benito Trujillano Mena, 18/03/2014)

La historia de Casares, pueblo eminentemente de pervivencia agraria y con una orografía que ha contribuido irremediablemente a su secular aislamiento, puede trazarse a través del flamenco y, más concretamente, con la semblanza de D. Francisco Doncel Quirós, Niño de la Rosa Fina, cantaor flamenco nacido en Casares en 1896 y testigo del devenir del siglo XX casareño. Desde la filoxera a la Guerra de Cuba, desde Blas Infante a la Guerra del Rif, desde la desbandá hasta el fandango casareño, el autor plantea una interesante conexión entre todas estas circunstancias que han marcado el carácter de los habitantes de Casares.

Actividades y Noticias:

Ultimas noticias »

15/04/2014

Fenicios e indígenas en el extremo de la costa occidental malagueña

Imagen: Fenicios e indígenas en el extremo de la costa occidental malagueña

Conferencia a cargo del arqueólogo José Suárez Padilla

Conferencia a cargo del arqueólogo José Suárez Padilla

21/03/2014

La prehistoria en la provincia de Málaga a través del legado Temboury. 1920-1960

Imagen: La prehistoria en la provincia de Málaga a través del legado Temboury. 1920-1960

Museo Arqueológico de Estepona

Museo Arqueológico de Estepona

iluana foto.iluana.com